Rinitis del embarazo

Llevaba yo un mes constipada cuando se me ocurrió mirar el calendario.
– ¿Desde cuándo llevo con este resfriado? ¿Me habrá salido una alergia a algo? Como en ese momento tenía tres pases diarios de vómitos (desayuno, merienda y cena) no le dí demasiada importancia.
Hoy he ido al ginecólogo y me ha dicho que tengo “rinitis del embarazo”. Básicamente no puedo respirar, tengo congestión nasal y me acompaña una banda sonora de estornudos desde que me levanto hasta que me acuesto. Vamos una maravilla…
Mi médico, con su pachorra habitual, me ha dicho que no me preocupe que es temporal, que se me pasará una o dos semanas después del parto… Será cabr##. Me han dado ganas de meterle un palo por el culo pero de forma temporal. Se lo sacaré una o dos semanas después del parto.

Consejos para la rinitis del embarazo:
– kleenex, muchos Kleenex. He salido del Carrefour con miedo a ser detenida como cómplice por la deforestación del Amazonas.
– Humidificador. No es imprescindible pero ayuda y, seguramente, lo acabaréis comprando para el bebé.
– Rinomer. No me digáis que las farmacéuticas no se lo montan bien: venden agua del mar a precio de oro. Que si yo viviera en Cuenca, vale pero es que vivo en una ciudad a 500 metros del mar…
– Mucha paciencia. La vais a necesitar.

Resumen de la semana 22: Náuseas, vómitos, estreñimiento, dolor de espalda, tensión baja y rinitis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: