Rehén del embarazo

Hoy mi marido me ha dicho que duda entre cogerse dos o tres semanas libres después del parto para “ayudarme”. Y yo he dudado entre tirarle algo a la cabeza o tirarme por la ventana.

Lo que yo quiero, en realidad, no es planificar qué haremos cuando nazca la canija. Lo que yo quiero es recuperar mi cuerpo. Me encantaría desenroscarme la barriga y volver a mi vida aunque fuera durante unas miserables 24 horas. Lo justito para recuperarme de los vómitos, el cansancio, las náuseas, el dolor de espalda, la rinitis y el resto de los achaques que me martirizan día y noche desde hace 5 interminables meses.
No pido mucho, ni siquiera tener días libres. Iría a trabajar tan contenta. Me haría ilusión incluso madrugar por la mañana. La gente en el metro me vería sonriendo de oreja a oreja a las 7 de la mañana y pensaría: – Mirala, que pena! Tan joven y se nota que está loca de atar.
Saborearía un café con mis compañeros de oficina sacado de la máquina de vending como si lo estuviera tomando en una villa al norte de Italia acompañada por el mismísimo George Clooney.

image

Y es que cuando no puedes salir a la calle y te sientes tan mal que tampoco tienes ganas de tener visitas acabas convirtiéndote en una rehén del embarazo. Tengo menos vida social que Clara, la amiga paralitica de Heidi.

Eso sí todavía me queda un amigo o dos que de vez en cuando me llama por teléfono o me envía un Whatsapp: – Tranquia, ya falta poco para el parto. – Me dicen para consolarme. Menuda mierda de consuelo es ese. Y te lo dicen como si te estuvieran hablando de unas vacaciones en la Riviera maya y no de un parto de 12 horas.
O peor: – Pues si esto te parece malo, ya verás cuando nazca y no puedas dormir. – Pero ¿Quién entrena a mis amigos dando ánimos? Al Qaeda?

A la mayoría os sonará superficial pero yo quiero salir a comprar el pan sin ahogarme ni tener que sentarme cada 20 metros a descansar. Yo quiero verme los pies sin tener que hacer posturas raras. Yo quiero tener pollos en la oficina y cincuenta correos sin leer. Yo quiero volver a tener ombligo y acumular roña dentro de el como la gente normal.
Yo quiero unas vacaciones del embarazo!

Y vosotras ¿qué cambiariais del embarazo?

Anuncios

7 comentarios

  1. Yo hubiera cambiado el no dormir por las noches. Dormía unas 3 horas y luego me despertaba. Era horrible estar cansada y no poder pegar ojo. Me tuvieron que dar la baja finalmente porque era imposible ir a currar.

    Me gusta

  2. Ops! Que faena. Yo, por ahora, duermo más o menos bien. Aunque con mi suerte prefiero no cantar victoria y ver qué pasa en le tercer trimestre. Besitos

    Me gusta

  3. Jajajajaja!! Perdona, pero me he partido. Si lo miras bien, a Clara le secuestraron una niña de los Alpes para que no estuviera tan sola.
    Te entiendo un poquito, pero poco, a mi todos estos males no me entraron hasta el 9 mes. Pero no te preocupes, que no te voy a decir que todo es maravilloso después del parto.

    Le gusta a 1 persona

  4. Buuufff¡ las nauseas y vomitos de los 4 primeros meses¡ eso si que es un infierno. A mi cuando alguien me decía en aquel estado lamentable aquello de “disfruta de tu embarazo”, la única imagen que me venía a la cabeza era la niña del exorcista girando la cabeza con su cara más aterradora gritando aquello de “tu puta madre”

    Me gusta

    1. Ja ja ja … Pues imaginate que yo las he tenido hasta el sexto mes! Un beso.

      Me gusta

  5. Gemma! yo de 5 meses y sigo vomitando entre otras cosas. La verdad esque me da hasta apuro decirlo, pero lo que en relaida dpienso es que si lo llego a saber me lo pienso dos veces. Que embarazo mas malo llevo (nauseas, gripes, costipados, insomino) en fin rebentada que estoy y encima la gente apenas te hace caso xq creen que exageras.GRRRR ESPERO QUE LUEGO se olvide todo y em quede tan feliz con mi retoña 😉

    Me gusta

    1. Magui, Aguanta hija, aguanta!!!! Estamos contigo! No puedo prometerte que vaya a mejorar ni mucho menos que se te olvidará todo cuando nazca la criatura. Eso sólo pasa en las películas.

      Y es que el embarazo es un infierno!

      Sólo puedo decirte que te apoyo incondicionalmente y que mandes a paseo a todos lo que no te quieran entender. Prueba con el gengibre, yo no lo hice porque me daba un asco de la muerte, pero igual a ti te funciona.

      También intenta beber agua, si puedes. Porque si te deshidratas te acabarán ingresando y será peor.

      No sabes lo mucho que te entiendo. La Canija fue una niña muy buscada pero si yo hubiera podido volver atrás en mitad del embarazo. Si hubiera podido, por ejemplo, desenroscarme la barriga y dársela a su padre lo hubiera hecho sin pensarlo.
      Así que no te sientes mal por compartirlo y escríbeme y me cuentas cómo estás, cómo te sientes o cuanto odias a la humanidad. Esta es tu casa y me encantará pasar este momento contigo.
      Muchos Besos.
      Ánimo!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: