He vuelto. Y ya no las sufro en silencio.

image

Atención, este post contiene imágenes escatológicas que pueden herir tu sensibilidad.
Hace 3 semanas que no escribo. De hecho hace sólo uno par de días que he vuelto a la vida. Y es que hace unas semanas me ocurrió un suceso doloroso, humillante y escatológico que me ha dejado medio traumatizada. Os lo adelanto, esta entrada va sobre dos pilares de la escatología: el estreñimiento y las hemorroides!
Toma!
Tengo que aclarar que yo nunca había estado estreñida y mis visitas al baño siempre han sido tan rápidas que me sorprendía que al resto de mortales les diera tiempo a leer. Tampoco entendía muy bien esas conversaciones típicas femeninas en las que todo el mundo explica los días que hace que no va al baño. Que yo miraba a mis amigas y pensaba: “¿y a mi por qué me explican esto? Tampoco somos tan amigas? Menuda mierda de conversación, nunca mejor dicho”.
Ay!!! Quién me iba a decir a mi que el embarazo me llevaría a verme así.

Si la culpa de todo esto la tiene Newton. Sí, sí. Newton el físico y su puñetera tercera ley. Sí, hombre esa que dice que toda acción conlleva un reacción. Me explico:
Acción: Tener anemia – Reacción: suplemento de hierro.
Acción: Tomar demasiado hierro – Reacción: estreñimiento.
Acción: Hacer fuerza en el baño – Reacción: unas hemorroides como puños.

¿Qué? Ya os advertí que el tema era escatológico.
Tenía un atasco que ni la operación salida en pleno 1 de agosto y el dolor era insoportable. No os voy a dar más detalles porque realmente sería de muy mal gusto. Sólo os diré que acabé en urgencias. Así que imaginaros lo mucho que me debía doler para superar la vergüenza y la humillación de ir al hospital en ese estado.

image

Me sentía como Mordisquitos de Futurama: intentando cagar materia oscura.

¿Queee? El estreñimiento y las hemorroides son como el alcoholismo, el primer paso para curarse es reconocerlo.

Desde ese día me levanto por la mañana y lo primero que hago es invocar al espíritu de las ciruelas y los kiwis. Me descubro a mi misma haciendo cosas propias de mi abuela como dejar toda la loche unas ciruelas en remojo para beberme el agua por las mañanas.

Y mi segunda rutina es hacer como los niños americanos recitando el juramento a la bandera. Embarazadas! Repetid conmigo: “Prometo lealtad al señor All-Bran de los estados unidos y al alivio que representa. Un baño sin dolor con facilidad y libertad para todos”.

P.D. Que alguien me explique quién ha instalado las tazas water de los hospitales. Si mides menos de metro setenta te cuelgan las piernas y tienes que “empujar” haciendo fuerza de puntillas.

Hala, ya lo he dicho.

Anuncios

7 comentarios

  1. Jod… Sorry… 😦

    Aunque he de decir que lo has contado con mucho sentido del humor. 😉

    Me gusta

  2. Hola, ayer descubrí tu blog y he estado leyendo todas las entradas. Madre mia!! Póbrecita, te está pasando todo lo malo que puede pasarte en un embarazo…
    Yo soy madre desde hace 6 meses y la verdad es que por suerte tuve un buen embarazo. Lo único que puedo decirte es que ánimo, que ya queda menos y que sabes que todo lo que te pasa no va a ser eterno. El día que nazca tu peque se te olvidará todo.
    Seguiré leyendote para conocer a tu bebe. Mucha suerte!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Alba! Intento tomarmelo con humor. Ha sido mala suerte. Qué tal tu experiencia como madre? Qué es lo mejor y que es lo peor? Estoy segura de que merece la pena! Yo también estoy deseando saber cosas de tu bebé. Besos, Gemma.

      Me gusta

      1. Hola de nuevo, pues para mi lo peor sin duda la falta de sueño (es que soy muy dormilona…) y lo mejor cuando vas a levantarla por la mañana y se le ilumina la cara y te sonrie cuando te ve, 🙂

        Me gusta

  3. Tu embarazo se parece mucho al mío, sólo que yo me salvo de lo de la diabetes gestacional. como decimos por aquí “bentornata!”

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola, me encanta leerte, me siento totalmente identificada contigo, aunque yo espero dos bebés, también soy primeripara y llevo desde la semana cinco diciendo que el embarazo es una mierda, la gente me mira horrorizada… Anemia, dos curvas cortas y dos largas positivas, dolor de espalda, las manos no las siento y aún hay gente que me dice que es él mejor estado de la mujer, no creo que yo me olvide tan fácilmente de estas 40 semanas infernales… Yo llevo oyendo que ya me queda poco desde la semana 16 por el barrigón que salió enseguida, ahora ya estoy en la 32 y sigo pensando que me queda mucho. Ánimo

    Me gusta

    1. Dios mio! Tú también te estás ganado el cielo. Hacemos un trato, en cuanto pasemos el parto le plantamos a los bebes a sus respectivos padres y nos vamos a un hotelazo de 5 estrellas a que nos cuiden 15 días. Muchos besos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: